En este artículo te contamos cuáles son los principios Lean StartUp y cómo te pueden ayudar a lanzar un negocio digital de éxito y qué es el Mínimo Producto Viable para poder empezar con tu negocio online de manera sencilla y rápida.  

El concepto Lean Startup es una nueva manera de plantear el desarrollo y lanzamiento de productos y negocios, desde una perspectiva radicalmente diferente al enfoque tradicional. Se trata de una nueva visión, una nueva herramienta conceptual, un nuevo método, que ha demostrado ser particularmente adecuado en todos estos casos:

  • Pequeños emprendedores
  • Empresas de cualquier tamaño que quieren lanzar o testar en tiempo récord nuevos proyectos
  • En general, negocios conectados con las nuevas tecnologías.

¿Tu negocio responde a alguno de estos tres escenarios? ¡Probablemente a más de uno! En ese caso, este artículo te puede ayudar.

Palabras “mágicas”

Junto al término Lean Startup, suelen aparecer otros conceptos crípticos que rara vez son bien explicados:

  • Mínimo Producto Viable (MVP – en inglés, minimum viable product)
  • Aprendizaje Validado
  • Pivote

Mi propósito en este breve post es darte una panorámica general, pero también entraremos con detalle en estos elementos clave.

El porqué de la filosofía Lean

Las empresas de nueva creación suelen dedicar demasiado tiempo, recursos y energías a crear un “producto inicial”; además suelen hacerlo con información insuficiente sobre las necesidades reales del cliente. Cuando el proyecto ya está en el mercado, los fallos en el enfoque del producto van apareciendo poco a poco, y hay que dedicar más tiempo y más recursos a modificar aspectos esenciales del modelo. Mientras tanto, la estructura creada no deja de generar más y más gastos. No es infrecuente que el emprendedor acabe abandonando lo que era una buena idea, asfixiado por el peso del monstruo que ha creado.

¿Verdad que esta historia te suena?

Eric Ries, pionero del concepto Lean startup, vivió en primera persona este tipo de experiencia por la que tantos emprendedores hemos pasado, y decidió encontrar una solución “definitiva” al problema. Sin duda, lo consiguió; y lo que es mejor, compartió su método, que es básicamente lo que vamos a contar aquí.

El método

El punto de partida de la filosofía Lean es el desarrollo de un MVP (mínimo producto viable). Hablamos de un producto que tiene características básicas para satisfacer a los clientes iniciales y recoger información para su futuro desarrollo. El MVP es seguido de la incorporación del cliente al proceso de desarrollo ¿Y eso cómo se hace? Veámoslo brevemente con un ejemplo:

  • Enfoque NO-Lean (tradicional): crear el producto/servicio y no sacarlo al mercado hasta que está completamente desarrollado según el plan previsto, tras un largo proceso, y con toda la estructura necesaria (=un montón de tiempo y de gastos).
  • Enfoque Lean: partiendo de una hipótesis de oportunidad de negocio, sacar al mercado una versión del producto que cumpla solo los requisitos mínimos para ser viable y que permita recoger la máxima información sobe el mercado con el menor esfuerzo posible. Lee con atención el ejemplo siguiente, y verás cómo lo entiendes sin sombra de duda. 

Ejemplo:

Hipótesis:

“El público está preparado para comprar fruta fresca ecológica online”.

Lean Startup

1. Lanzamiento Lean:

En tan solo treinta días, lanzas una web muy básica, donde vendes la fruta de un comercio ecológico físico cercano. Haces una pequeña campaña para generar tráfico. Si recibes pedidos, compras la fruta al comercio y la envías. Sin más. No tienes montada una infraestructura de almacenaje y distribución, no has negociado con mayoristas, etc. Simplemente, le compras la fruta al frutero. Fíjate que haciendo esto…

“Estarás incorporando a tus clientes al proceso de desarrollo, ya que estás experimentando y aprendiendo con actividad real”.Propósito:

El propósito del lanzamiento Lean es validar la hipótesis y, sobre todo, aprender, observar al usuario e ir incorporando poco a poco las mejoras necesarias para incrementar su satisfacción… ¡Y tus resultados de negocio!

En otras palabras, se trata de responder a las preguntas con datos: ¿la web es capaz de generar ventas? ¿Cuántas ventas en relación al número de visitas? (ratio de conversión) Todo lo que observes al analizar los resultados, ¿por qué sucede? ¿qué has aprendido? ¿cómo puedes mejorar?

2. Visión:

Al final del camino, si la hipótesis es buena, lo siguiente es:

  • Escalar
  • Optimizar
  • …O pivotar

Así pues, se trata de crecer apoyando toda las decisiones en resultados reales, no en “supuestos”. En otras palabras, no se invierte sobre hipótesis, sino sobre hipótesis validadas. Esto es lo que llamamos un proceso de Aprendizaje validado.

3.- ¿Y qué es “pivotar”?

En ocasiones (de hecho muy a menudo) sucede detectamos una oportunidad que no era la esperada. Hay negocio, pero no exactamente donde pensábamos. ¡Sorpresa! Esto implica que hay que cambiar el modelo, reorientarlo para colocarlo en la posición adecuada. A esto lo llamamos pivote.

Ejemplo de pivote

Estás validando una web de venta de camisetas “de marca” y decides probar una oferta de estampación de diseños personalizados sobre marca blanca. Descubres que nadie compra las camisetas de marca, pero en cambio hay demanda de estampaciones personalizadas. Cambias el modelo y reconviertes el proyecto para centrarlo en la personalización de camisetas.

Investigación constante: el usuario está en el centro

El emprendedor Lean se caracteriza por investigar constantemente. Realiza continuos experimentos, y aplica los resultados sobre la marcha. Sin miedo. Con dos enfoques simultáneos:

  • Validar con datos todos los cambios, de modo que todo el proceso de desarrollo del proyecto se base en el aprendizaje validado.
  • Hacer constantes experimentos y pruebas, pivotando para descubrir nuevas oportunidades y nuevas soluciones a los desafíos.

Filosofía Lean en proyectos online – test A/B

En proyectos online, especialmente eCommerce, la filosofía Lean se caracteriza por una experimentación constante con test A/B. ¿En qué consiste esto? Un test A/B muestra aleatoriamente a los usuarios dos versiones de una misma página, con una única variable modificada (por ejemplo el color del botón “comprar”). ¿Cuál de las dos versiones produce más conversiones? Como ves, ¡aprendizaje validado!

[En este otro artículo hablamos con detalle del test A/B → Aprende a realizar un test A/B y optimiza tu newsletter]

Enlaces

Si te interesa la filosofía Lean, te recomiendo:

Conclusión

Espero que este post te haya sido útil. Si ha sido así, no dudes en usar los botones sociales para compartirlo.

Sobre el autor:

Ernesto del Valle es consultor en marketing y comunicación digital, emprendedor, profesor universitario y blogger. Ha participado en numerosos proyectos digitales como la División de eCommerce del Grupo Planeta. En la actualidad es DIRCOM de Global e-Accelerator, UX & Digital Marketing Professor, profesor homologado en la EOI y miembro del Consejo Internacional de Expertos de Womenalia.


Has añadido este artículo a tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

Has eliminado este artículo de tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

¿Te ha gustado?

Crea tu cuenta o inicia sesión para añadirlo a tu lista de favoritos.

Crear cuenta

Ya casi te has registrado. Falta solo un paso.

Necesitamos que confirmes tu dirección de correo electrónico. Para completar el proceso de suscripción, haz clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviarte a tu correo.

Cerrar

Descarga el archivo

Puedes iniciar la descarga del archivo desde el siguiente enlace. Muchas gracias.

Descargar

Suscríbete para descargar el archivo

Para poder descargar este archivo, debes estar suscrito a nuestra newsletter. Rellena los campos y podrás descargarlo.

*Campos obligatorios
Al hacer clic en “Suscríbete” se aceptan las Condiciones de Uso y Política de privacidad