Vas por la calle y te llega una notificación en tu móvil con una oferta personalizada. Un comercio cercano te ha gelocalizado. Es PayThunder, una plataforma de pago por móvil que da un paso adelante en la optimización del eCommerce combinando las técnicas online con las offline.

“El producto viene a ti”, nos explica Francisco Gómez, cofundador de PayThunder, aplicación que usa para el momento de pago una sofisticada tecnología de ultrasonidos, que aprovecha la función de micrófono y altavoz de los móviles y tablets, lo que salva el problema de la compatibilidad tecnológica entre móviles y terminales de pago.

Hay varias apps en el mercado para pagar con el móvil. Y en medio mundo ya se utiliza el Smartphone como si fuera un monedero o una tarjeta bancaria. Pero si a la facilidad de pago le sumas la posibilidad de enviar a los clientes ofertas personalizadas cuando están en tu radio de compra, las ventas se pueden disparar. Es lo que pensaron los creadores de PayThunder. Una forma original de llevar el eCommerce a la calle y salvar a miles de comercios amenazados por las grandes plataformas online.

La startup, nacida en Córdoba, ha sido finalista en el BBVA Open Talent y fue seleccionada recientemente por el Programa Minerva que impulsan la Junta de Andalucía y Vodafone.

El 30% de las ventas ya se realizan por eCommerce, nos cuenta Francisco Gómez. Y la cifra aumenta cada hora. Plataformas como PayThunder están pensadas para negocios que no puede asumir todas las fases del proceso de comercio electrónico y siguen apostando por la combinación de tienda física y plataforma online. Desde un primer momento en PayThunder pensaron en la clásica tienda de barrio amenazada de cierre ante el avance de Amazon y otras fórmulas. Porque la experiencia de compra en la calle, la de toda la vida, también puede ser cool. “Yo compro por ultrasonidos”, dicen los clientes.

Acompañamos a Francisco Gómez y a PayThunder en un recorrido por varios comercios tradicionales de Madrid: Modelismo Martínez, que ya vendía trenes y maquetas a nuestros abuelos en el barrio de Salamanca, el espacio de decoración Las Monas, en pleno Rastro madrileño, y la escuela El Faro, un centro de estudios en el norte de la capital. En todas probamos la app, que tiene una versión para las tiendas (vender y hacer ofertas) y otra para clientes (comprar y recibir ofertas).

Deja tu comentario


Has añadido este artículo a tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

Has eliminado este artículo de tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

¿Te ha gustado?

Crea tu cuenta o inicia sesión para añadirlo a tu lista de favoritos.

Crear cuenta

¿Deseas descargar este archivo?

Crea tu cuenta o inicia sesión para descargar este archivo.

Crear cuenta

Recuperar contraseña

Por favor, escribe tu nombre de usuario o tu correo electrónico.
Recibirás un enlace para crear la contraseña nueva por correo electrónico.

Aceptar

En breve recibirás un correo para 
recuperar la contraseña.

Aceptar

Gracias por registrarte.


Te hemos enviado un correo electrónico para que verifiques tu cuenta. Una vez activada podrás acceder a todo el contenido de Ideas para tu empresa.

Finalizar

¿Estás seguro de que deseas eliminar tu cuenta?

Al cancelar tu cuenta dejarás de recibir la newsletter en tu correo electrónico así como acceder a la descarga de contenido exclusivo para tu empresa o negocio.

Cancelar cuenta Conservar