Para poder descansar en verano sin preocupaciones, tienes dos opciones: o “bajar la persiana” o preparar el terreno para que, durante el período estival, las vacaciones de tu equipo y el descenso de la actividad empresarial no repercutan negativamente en tu empresa.

Sea cual sea tu decisión, a continuación te dejamos varias recomendaciones para la gestión de tu Pyme durante los meses de vacaciones.

Evita notificaciones de Hacienda durante tus vacaciones

Como bien sabes, las empresas están obligadas en nuestro país a contar con una dirección electrónica habilitada (o DEH) donde recibir las notificaciones electrónicas de Hacienda, que podrán leer durante los 10 siguientes días (tras los que se considerarán leídas).

¿Sabías que puedes hacer saber a Hacienda que no estarás disponible y solicitar un aplazamiento para la lectura y gestión de estas notificaciones electrónicas? Existe la posibilidad de utilizar hasta 30 días naturales al año, siempre y cuando los solicites con al menos una semana de antelación.

¿Cómo hacerlo? Entra en la sede electrónica de la Agencia Tributaria y, en tu calendario anual, edita los días de cortesía en que no quieres recibir notificaciones electrónicas.

Jornada intensiva, ¿también para tu Pyme?

Cada vez es más común que pequeñas y medianas empresas apuesten por la jornada intensiva en verano. Es una posibilidad que quizá no puedas permitirte por las necesidades de tus clientes, pero sin duda es una manera de levantar la moral en los empleados y crear un ambiente de trabajo cómodo.

Con más tiempo libre, los trabajadores pueden permitirse descansar y ser más productivos, formarse o disfrutar de la conciliación familiar. También es una manera de mejorar la imagen de tu compañía y atraer a talento joven, que busca, cada vez más, un mayor equilibrio entre la vida personal y familiar.

Unas vacaciones “ciberseguras”

Los ciberataques son cada vez más comunes. En 2 años, este tipo de amenazas a infraestructuras estratégicas se han multiplicado por 7. Por ello, si te vas de vacaciones, es prudente tomar algunas precauciones, como las siguientes:

  • Si contratas personal temporal, asegúrate de que conoce los procedimientos de seguridad que llevéis habitualmente a cabo.
  • No bajes la guardia y contrata un sistema de mantenimiento y aplicación de actualizaciones durante el verano.
  • El calor también puede afectar al rendimiento e incluso funcionamiento de tus equipos. Revisa con un profesional que tus instalaciones están preparadas para la refrigeración de tus equipos.
  • Ten en cuenta que, si te vas, el equipo de mantenimiento puede requerir documentación o información para seguir trabajando. Ve un paso por delante y no les dejes con las manos atadas.
  • Por último, uno de los consejos más comunes, no solo en vacaciones: realiza una copia de seguridad. Puede evitarte más de un disgusto.

¿Cierro o no cierro en agosto?

Una de los dilemas más comunes para los gestores de una Pyme cuando llega el verano es si interrumpir la actividad empresarial en agosto o no hacerlo.

Hay quien opta por dividir los periodos vacacionales en dos meses dado que, desde la introducción de la última reforma laboral, las empresas pueden modificar por su cuenta (salvo si afecta a un colectivo) el modo de disfrute de vacaciones de sus empleados. ¿Cuándo cerrar y cuándo no?

  • Te conviene cerrar tu Pyme en vacaciones: si los pedidos de tus clientes disminuyen bruscamente y, por tanto, tus ingresos. Generarás gastos, como la energía consumida, mientras que no obtendrás beneficios. Además, los empleados se pueden frustrar al trabajar en un periodo que prácticamente no tiene retorno de la inversión.
  • No te conviene cerrar tu Pyme en vacaciones: si acabas de abrir tu negocio, quizás no te puedas permitir el parón vacacional, incluso si la demanda no es igual que durante el resto del año. En cualquier caso, si decides no cerrar, puedes aprovechar para formar a tus empleados en habilidades más necesarias que nunca hoy en día, como el uso de estrategias de comercio digital, técnicas de comunicación o un nuevo idioma. También puede ser un buen momento para estudiar los distintos tipos de ayudas y subvenciones a las que puedes optar. El Ministerio de Economía pone a tu disposición un buscador para que no te pierdas nada.

Y si nos vamos de vacaciones, ¿cómo mantengo la actividad?

Aunque uno o más miembros del equipo se queden al cargo del negocio, es normal para una Pyme verse en apuros si no se ha planificado con antelación, dado que el número de personal es reducido. Si tienes un proyecto relevante o de especial complejidad entre manos, ciérralo antes de irte de vacaciones. Delega únicamente, dentro de lo posible, tareas rutinarias que no supongan una sobrecarga a quien no ha tenido que gestionarlas hasta entonces.

Pero no solo has de comunicarte con tus compañeros: habla con tus clientes. Plantéales tu disponibilidad, pregúntales la suya y coordínate con ellos para que no quede ningún hueco sin cubrir. Clarifica qué miembros del equipo se ausentarán y cuáles tomarán el testigo de las responsabilidades.

Por último, cuenta con que tus proveedores pueden tomarse hasta tres semanas de vacaciones. Si piensas que vas a necesitar información o productos listos en meses especiales, como agosto, habla con ellos antes de que comience dicho mes.


Has añadido este artículo a tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

Has eliminado este artículo de tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

¿Te ha gustado?

Crea tu cuenta o inicia sesión para añadirlo a tu lista de favoritos.

Crear cuenta

Ya casi te has registrado. Falta solo un paso.

Necesitamos que confirmes tu dirección de correo electrónico. Para completar el proceso de suscripción, haz clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviarte a tu correo.

Cerrar

Descarga el archivo

Puedes iniciar la descarga del archivo desde el siguiente enlace. Muchas gracias.

Descargar

Suscríbete para descargar el archivo

Para poder descargar este archivo, debes estar suscrito a nuestra newsletter. Rellena los campos y podrás descargarlo.

*Campos obligatorios
Al hacer clic en “Suscríbete” se aceptan las Condiciones de Uso y Política de privacidad