El coaching es un proceso interactivo que ayuda a las personas a desarrollarse más rápidamente, a conseguir una mejor calidad de vida y a producir resultados más satisfactorios. Como resultado del coaching las personas aprenden a fijarse mejores metas, a actuar en consecuencia, tomar mejores decisiones, y utilizar plenamente su energía natural.

El coaching parte de la creencia de que la persona que el coach tiene delante, su “coachee”, tiene dentro de sí todas las respuestas y él le acompaña en el proceso de desvelarlas. Es importante señalar que un coach no es un consultor, un consejero ni un mentor. Tampoco es un psicólogo ni un terapeuta. Es un profesional con la formación, las herramientas y competencias necesarias para ayudar al coachee a conseguir sus resultados, para lo cual:

  • Cree y confía en todo su potencial.
  • Le mueve a la acción y le ayuda a aprender de su propia experiencia.
  • Le escucha y le acompaña durante todo el proceso.

Dicho todo esto, ¿en qué puede ayudar el coaching a tu empresa?

Pues bien, durante todo lo que dura un Proceso de Coaching (unos 5 o 6 meses) serás capaz de:

  1. Identificar el propósito de tu empresa/negocio, aquello por lo que quieres que se te recuerde el día de mañana.
  2. Te ayudará también a identificar los valores corporativos por los cuales quieres que se rija tu empresa y la gente que forma parte de las misma.
  3. Serás capaz de fijar los objetivos a medio y largo plazo que quieres que alcance tu empresa.
  4. Identificarás las claves ganadoras de tu empresa, aquellas que al aplicarlas te facilitarán alcanzar los objetivos fijados.
  5. Crear un ambiente de trabajo donde tu equipo se sienta feliz y por lo tanto de lo mejor de sí mismo.
  6. Alinear tus valores personales con los de tu empresa.
  7. Mejorar la eficacia de tus directivos y tus habilidades de liderazgo.
  8. Orientar el comportamiento individual hacia los objetivos de la empresa.

Por supuesto no hace falta tener ningún “problema” para empezar un proceso de coaching: basta con tener un sueño. En las sesiones se trabajan los objetivos de mejora y se descubren áreas en las que se puede mejorar la vida, a nivel personal o profesional. Todo ello ayuda a que las personas se conozcan mejor y a que se sientan cada día más satisfechas con sus vidas, en definitiva, a que las personas tomen conciencia de sí mismas y a ser responsables de sus propias elecciones.

Estamos delante de un proceso de crecimiento y desarrollo personal cuyo objetivo final es pasar a la acción: hacer realidad los proyectos y sueños que se tengan como empresas y/o personas.

Así beneficia el coaching a las personas y las empresas

Como decía Timothy Gallwey, uno de los padres del coaching:


“El coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. Se basa en ayudarle a aprender en lugar de enseñarle”.


Vamos a mencionar algunos ejemplos de empresas que conozco muy de cerca y han aplicado con éxito procesos de coaching como parte de su estrategia de desarrollo de sus equipos:

En Prematecnia, una Pyme española de Ingeniería Industrial, aplicaron procesos de coaching a su equipo directivo, gracias a los cuales todos los miembros del citado comité mejoraron sus habilidades de liderazgo. Ha sido premiada como uno de los Great Places To Work en España.

En Catalana Occidente aplicaron procesos de coaching para afrontar importantes cambios profesionales dentro de la organización, los cuales fueron de gran ayuda para conseguir los objetivos fijados tanto a nivel personal como profesional.

En Campofrío España, a través del coaching consiguieron mejorar el desempeño de sus directivos, ayudándoles a buscar el camino más eficaz, para alcanzar sus objetivos, usando sus propios recursos. Los procesos de coaching resultaron especialmente útiles en aquellos directivos que vieron modificadas sus responsabilidades, adquiriendo nuevas funciones o ampliando las iniciales.

Sobre el autor:

Alberto de Haro es Coach ACC por la International Coach Federation. Es licenciado en Ciencias Empresariales y Máster en Auditoría y Análisis Empresarial. Le puedes seguir en Twitter  y  en su página web.

Deja tu comentario


Has añadido este artículo a tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

Has eliminado este artículo de tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

¿Te ha gustado?

Crea tu cuenta o inicia sesión para añadirlo a tu lista de favoritos.

Crear cuenta

¿Deseas descargar este archivo?

Crea tu cuenta o inicia sesión para descargar este archivo.

Crear cuenta

Recuperar contraseña

Por favor, escribe tu nombre de usuario o tu correo electrónico.
Recibirás un enlace para crear la contraseña nueva por correo electrónico.

Aceptar

En breve recibirás un correo para 
recuperar la contraseña.

Aceptar

Gracias por registrarte.


Te hemos enviado un correo electrónico para que verifiques tu cuenta. Una vez activada podrás acceder a todo el contenido de Ideas para tu empresa.

Finalizar

¿Estás seguro de que deseas eliminar tu cuenta?

Al cancelar tu cuenta dejarás de recibir la newsletter en tu correo electrónico así como acceder a la descarga de contenido exclusivo para tu empresa o negocio.

Cancelar cuenta Conservar