Tener una app propia es una idea que le ronda a cualquier empresario que se haya adentrado en el mundo web, del eCommerce y las redes sociales. Las aplicaciones tienen un coste que depende de si son nativas o híbridas. Pueden servirte para fidelizar a tus clientes, enviarles notificaciones o venderles productos y servicios. Pero ten claro para qué la necesitas antes de ponerte en marcha. Aquí te damos algunas claves.

Estamos viviendo una auténtica revolución en Internet. Hemos pasado de conectarnos en los hogares a conectarnos desde cualquier sitio. Esto ya es una realidad, solo tenemos que ver cualquier informe donde se pone de manifiesto que el acceso a Internet desde dispositivos móviles está desbancando al acceso desde ordenadores personales.

El IoT, los objetos conectados y las tecnologías que están por llegar acelerarán esta revolución. Debemos ser capaces de adaptarnos lo más rápido posible y ofrecer a los usuarios aquello que demandan. Todo esto requiere de un despliegue tecnológico que muchas veces no está a nuestro alcance. Existen diferentes posibilidades que debemos contemplar, desde adaptar nuestra página web a crear una app nativa o una app híbrida.

Vamos a ir viendo cada uno de estos aspectos, así podrás tomar la decisión más idónea.

¿Qué beneficios aporta una app para mi negocio?

Si los usuarios se conectan más desde dispositivos móviles que desde ordenadores personales, esto implica que nos tenemos que adaptar. Si un cliente accede a nuestra web con su Smartphone y no ve el contenido con claridad, no hará ningún esfuerzo para verlo. Directamente abandonará la página. La manera de retenerlo es a través de una web responsive o de una app.Las apps como la de Just Eat te permiten incluir ofertas y campañas personalizadas para el usuario

Con una app, además, podemos fidelizar a los clientes. Imagínate que desde una misma aplicación puedan acceder a todo el contenido que publicas en redes sociales, en YouTube o cualquier otra plataforma. O publicar ofertas personalizadas y descuentos para tus usuarios más fieles, como hace la plataforma de comida a domicilio Just Eat.

Artículos, fotos, vídeos y productos en un mismo lugar, sin competencia y sin distracciones. Este es el objetivo de crear una app para tu negocio. Además de todo esto, con la app puedes abrir un canal de comunicación directo con tus clientes. Enviar notificaciones de nuevos productos y noticias. A cualquier hora y en cualquier lugar.

¿Adaptar la web o crear una app?

Básicamente tenemos dos opciones para que un cliente o usuario pueda acceder a nuestros productos y contenidos desde un móvil o Tablet. Por un lado la clásica página web, como este blog que estás leyendo, y por otro lado una app nativa para dispositivos móviles.

No te preocupes, ahora veremos los beneficios y características de cada sistema.

1. Página web adaptada a móviles

Lo más común es que tengas una página web donde cuelgas contenido y productos para los clientes y usuarios. En este caso, debes ser consciente que Google está totalmente volcado en los dispositivos móviles. Poco a poco está introduciendo modificaciones en su algoritmo para penalizar a aquellas webs que no estén adaptadas a estos dispositivos.

Cuando una web se ve correctamente en un móvil o tablet, se dice que es responsive.

Si estás leyendo este artículo, probablemente tengas una página web donde vendas servicios o algún tipo de producto. Lo primero que debes hacer es probar la optimización para móviles que ofrece Google. Esto te dirá si vas por buen camino o no.

También puedes comprobar cuánto tiempo tarda en cargar tu página en un dispositivo móvil o en un ordenador de escritorio con PageSpeed Insights. Es un factor importante para aparecer en los resultados de búsqueda en las primeras posiciones.

Lasginas web responsive siguen las mismas normas que las páginas web para ordenadores personales. Debes posicionarte en Google trabajando el SEO. Los clientes te deben encontrar y debes aplicar diferentes técnicas de marketing online.

Como ves, es sencillo tener contenido adaptado para móviles aprovechando una página web ya creada, la dificultad es que te encuentren a través de los buscadores.

2. Crear una app nativa para nuestro negocio

La segunda opción es crear una app para nuestro negocio o empresa. Si tienes un móvil cerca, puedes acceder a los Marketplace de las dos grandes empresas del momento, Google y Apple.

El Market Place de Google se llama Google Play y el de Apple, App Store. Son los dos grandes del sector de los móviles y de las apps. En sus Market Places encontrarás multitud de aplicaciones para todos los gustos, salud, belleza, cocina, juegos y un sin fin de categorías.

Si quieres crear una app debes centrarte en estos dos sistemas. Google tiene el sistema operativo Android y Apple el sistema operativo iOS. Entre los dos se reparten más del 90% de la cuota de mercado, así que no tiene sentido hacer una app para el resto de sistemas.

Cada uno de ellos tiene sus particularidades y sus características. Por ejemplo, para hacer una app para Android debemos programar en Java y para iOS se programa en Objetive-C y Swift. Precisamente, esto es el gran inconveniente, la compatibilidad entre las plataformas es nula. Una aplicación desarrollada para Android no funciona en iOS y al contrario.

Con una página web adaptada a móviles solo tenemos que trabajar en que se vea bien en las diferentes resoluciones de pantalla. Normalmente, si trabajamos con un CMS del tipo WordPress hay muchas plantillas que ya se adaptan solas, no tenemos que hacer nada.

Sin embargo, si queremos hacer una app nativa para cada sistema operativo para móviles, no nos queda otra que hacer dos apps, una para Android y otra para iOS. Esto resulta complicado de crear y de mantener.

Pero existe una solución, las aplicaciones híbridas. Viendo la complejidad de crear una app para cada sistema operativo, se crearon las apps híbridas. Consisten en aplicaciones que se programan con tecnología web como HTML, CSS y JavaScript.

Pero que esto no te lleve a una equivocación. Esta aplicación híbrida no es una página web, es una aplicación nativa que se instala en el dispositivo móvil.

Creando una app híbrida solo tendrás que desarrollar y mantener una única aplicación. Esto supone un ahorro en los costes y la complejidad.

Pero entonces ¿qué opción elijo?

Bueno, como en casi todo dependerá. La decisión es tuya, deberás decidir si te interesa tener solo una página web responsive o crear una app para fidelizar a tus clientes. La gran diferencia entre una web adaptada y una app para móviles es la manera de enviar notificaciones. Con una página web, por sí sola, no podemos avisar a nuestros usuarios o clientes de ofertas o avisos. Lo podríamos hacer a través del correo electrónico mediante una lista de distribución.Las apps permiten enviar notificaciones a tus clientes con novedades y ofertas

Sin embargo, las apps móviles tienen un tipo de notificaciones muy interesante, las notificaciones push. Son los avisos que nos aparecen en el móvil sin la necesidad de tenerla abierta,  en la aplicación del banco cuando hacemos una compra o cuando recibimos un email. El usuario, como en este caso de la app de la tienda de decoración WestWing, tiene que autorizar esos envíos.

Esto nos da una gran ventaja respecto a la página web tradicional ya que podemos avisar de nuevos contenidos en la web, nuevos productos, ofertas y todo aquello que sea interesante para el cliente. Es una funcionalidad muy potente pero también muy peligrosa. No se puede abusar de las notificaciones push y debemos ser conscientes que un mal uso puede llevar a que el usuario borre la aplicación de su dispositivo.

Estoy decidido, quiero crear una app para mi negocio. ¿Por dónde empiezo?

Ya tienes tu web adaptada a dispositivos móviles y quieres fidelizar a tus clientes con una app para móviles. Hemos visto que hay dos opciones, puedes crear una app nativa para cada sistema operativo, iOS (Apple) y Android (Google), o crear una app híbrida que servirá para los dos sistemas.

Las dos maneras requieren de un alto grado de conocimientos técnicos de programación. Por tanto, si no eres un experto en el desarrollo de apps te debes poner en manos de expertos. La curva de aprendizaje de estas tecnologías es muy pronunciada. Aunque tengas ciertos conocimientos de programación, aprender lo que hay detrás es complejo. Pero existe otra posibilidad. En los últimos años han surgido muchas plataformas que te permiten crear una app sin saber programar. Existen de todo tipo, especializadas en Android, especializadas en iOS, para tiendas, para blogs, etc. Entre las más populares, y disponibles en español, están Nativ, iBuildAppAppYourself, Mobapp Creator, OhlalappsGoodBarber. Y puedes encontrarlas españolas, como Creapp, AdianteAppsUpplication y Mobincube.

Todas ellas funcionan de la misma forma. Lo primero que tendrás que hacer es diseñar tu app. Esto lo haces a través de un editor donde vas arrastrando y soltando componentes. Luego tendrás que validar que todo está bien. Suelen tener un simulador para que pruebes que todas la funcionalidades funcionan correctamente en diferentes dispositivos.

Por último, tendrás que publicar la app en los Market Places. Esto supone tener una cuenta validada por Google y Apple y un coste adicional.

Las 6 fases de desarrollo de una app

Para que te hagas una idea, estos podrían ser lo pasos o fases de desarrollo de una app.

Las 6 fases de desarrollo de una app

  1. Desarrolla la idea: lo primero que debes hacer es pensar exactamente qué tipo de aplicación móvil quieres crear. Qué uso va a tener, si va a tener las mismas funciones y objetivos que la web, etc. No es lo mismo crear apps que sean la versión de una web que juegos o aplicaciones más complejas como tiendas online. Todos estos factores pueden determinar el tiempo de desarrollo y el coste final.
  2. Elige el Market Place y la Tecnología: ¿tu app móvil va a estar disponible para iOS y para Android o solo para alguno de estos dos sistemas operativos? Decide el Market Place donde quieres lanzar tu app y, en función de ello, la tecnología que van a necesitar estas apps. Como viste más arriba, para Google Play desarrollarás en Java y para iTunes en Objetive-C y Swift. Si quieres crear una app para ambos sistemas y ahorrar en costes puedes decantarte por una aplicación híbrida.
  3. Elabora un mapa con todos los contenidos y funciones que tendrá la app: establece qué pantallas tendrá la aplicación, qué contenido aparecerá en cada una de esas pantallas, las funciones de los botones, define todas las funcionalidades y cuando tengas claro todos lo pasos, pasa a la siguiente fase.
  4. Diseño de la app: una vez que has definido el funcionamiento de cada parte de la app ya puedes pasar a diseñar. Es importante que cuentes con alguien experimentado, un desarrollador de apps que sea experto en la tecnología que necesitas (Google Play o iTunes). Si tu presupuesto es más limitado, siempre puedes recurrir a una plataforma de desarrollo de aplicaciones.
  5. Lanzamiento y testeo: una vez tengas la app desarrollada ya puedes lanzarla a los Market Place que quieras. El caso de iTunes es algo especial, deberás crear una cuenta iTunes Connect con su correspondiente pago anual, para poder subir una app. Cuando tengas la aplicación subida, deberás empezar una minuciosa tarea de pruebas y comprobar que todas las características funcionan a la perfección.
  6. Estrategia de Posicionamiento ASO: cuando tu app ya esté lista para que se la descarguen los usuarios deberás implementar una estrategia de posicionamiento de la app en los Market Places. El llamado ASO (App Store Optimization) es el conjunto de técnicas que permiten que una app se muestre por encima de otras en los Market Place. Dentro de los muchos factores que influyen es importante crear una buena descripción, un título de la app, utilizar keywords, presentar un icono bien diseñado y que genere confianza, subir capturas de la app y, a ser posible, un vídeo de demostración del funcionamiento.

 ¿Cuánto cuesta crear una app?

No hay un precio único. Depende mucho de las características de la plataforma que hayas elegido. Básicamente el precio depende de si quieres una app híbrida o nativa. Las primeras son más económicas. También del número de plantillas a las que accedes, cuantas más plantillas más caro.

Otras características que influyen en el precio es si quieres una app para cada sistema operativo móvil y si vas a publicar tu la aplicación en los Market Places o lo hacen ellos por ti.

Hay un amplio abanico de plataformas y posibilidades para elegir. Muchas de ellas tienen una opción gratuita para probar la herramienta. Te aconsejamos que pruebes varias de ellas y que elijas la que mejor se adapte a tus posibilidades.

Conclusiones

Siempre insistimos en la importancia de adaptarnos a las nuevas tendencias en Internet. Debemos de ser capaces de adelantarnos a las tecnologías del futuro. Si tienes una página web debes poner todo tu esfuerzo en que sea responsive. Esto te servirá para captar clientes y usuarios. Una vez que tengas esa comunidad creada podrás crear una app para fidelizar a los clientes. Ofrece productos, servicios, ofertas y contenido en un mismo lugar, a cualquier hora y en cualquier lugar. Gracias a las herramientas y plataformas que se están creando, no necesitamos tener unos grandes conocimientos técnicos. Aún así, siempre tenemos la posibilidad de contratar a un experto o una empresa que nos desarrolle una app a medida. ¿Te apuntas al fascinante mundo de las apps?


Has añadido este artículo a tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

Has eliminado este artículo de tus favoritos.

Consulta en Mis favoritos tu selección de contenidos o accede desde tu menú de usuarios como te mostramos en la imagen.



Aceptar

¿Te ha gustado?

Crea tu cuenta o inicia sesión para añadirlo a tu lista de favoritos.

Crear cuenta

Ya casi te has registrado. Falta solo un paso.

Necesitamos que confirmes tu dirección de correo electrónico. Para completar el proceso de suscripción, haz clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviarte a tu correo.

Cerrar

Descarga el archivo

Puedes iniciar la descarga del archivo desde el siguiente enlace. Muchas gracias.

Descargar

Suscríbete para descargar el archivo

Para poder descargar este archivo, debes estar suscrito a nuestra newsletter. Rellena los campos y podrás descargarlo.

*Campos obligatorios
Al hacer clic en “Suscríbete” se aceptan las Condiciones de Uso y Política de privacidad